BIOLOGÍA y GEOLOGÍA

MATERIAL DIDÁCTICO ESO BACHILLERATO

02 LA DERIVA Y LA TECTÓNICA DE PLACAS

DERIVA CONTINENTAL

El meteorólogo alemán Alfred Wegener (1880-1930) fue quien propuso que los continentes en el pasado geológico estuvieron unidos en un supercontinente de nombre Pangea, que posteriormente se habría disgregado por deriva continental.

Esta idea sería el germen que acabaría dando medio siglo después la teoría de la tectónica de placas. Ten en cuenta que Wegener no habló en ningún momento de placas, sino de continentes a la deriva. El concepto de placa tectónica no llegaría hasta la década de los años 60.

La teoría de la deriva continental presenta los siguientes argumentos o evidencias en su favor:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Evidencias paleontológicas – existencia de fósiles iguales en continentes actualmente separados.
  • Evidencias paleoclimáticas – indicios de climas primitivos iguales en lugares con climas muy diferentes actualmente. Un ejemplo son la acción geológica de casquetes polares en lugares donde actualmente es imposible su existencia.
  • Evidencias morfológicas – la complementariedad de los contornos de los continentes, incluyendo América del Sur y África, que encajan como piezas de un rompecabezas. Este encaje es mucho mayor a nivel de la plataforma continental, como puedes ver en la imagen.
  • Evidencias geológicas o litológicas – existencia de rocas iguales y con la misma edad y naturaleza, en continentes actualmente separados.

Wegener publicó su teoría en 1915, tuvo poco reconocimiento y fue criticado por la ausencia de un mecanismo que la causara y por ello, se pensaba que tal deriva era físicamente imposible. Las ideas de la deriva continental de Wegener, terminarían por dar forma 50 años más tarde a la actual TEORÍA DE LA TECTÓNICA DE PLACAS.

LA EXPANSIÓN DEL FONDO OCEÁNICO Y LA TECTÓNICA DE PLACAS

El modelo geodinámico terrestre surge a partir de nuevos datos sobre nuestro planeta, especialmente sobre los fondos oceánicos. La marina de los EEUU utilizando el sonar, realizó en los años 50 un estudio del fondo oceánico atlántico. Tras el estudio de los datos, en 1960 Harry Hess propuso la teoría de la expansión del fondo oceánico, proporcionando una explicación al mecanismo de la tectónica de placas.

La ascensión del material del manto a lo largo del sistema de dorsales centrooceánicas creaba nuevos fondos oceánicos. La convección del manto transporta el fondo oceánico de una manera parecida a como se mueve una cinta transportadora hasta las fosas submarinas, donde el fondo oceánico desciende al manto.

Por tanto, a medida que el suelo oceánico se aleja de la cresta de la dorsal, es sustituido por nueva corteza. Los minerales del magma añadido a ambos lados de la dorsal han ido registrando la orientación del campo magnético del momento. De este modo, a ambos lados de la dorsal, hay bandas de minerales con orientaciones magnéticas distintas, pero simétricas a ambos lados del eje de la dorsal oceánica. Este bandeado magnético es concordante con la edad de las rocas a ambos lados de la dorsal. Cuanto más alejadas están de ella, más antiguas son las rocas. Estos descubrimientos fueron una prueba esencial de la expansión del fondo oceánico a partir de las dorsales.

c - copia (2)
La numerosos cambios de polaridad magnética terrestre han quedado registrados en las rocas del fondo del océano. A ambos lados de la dorsal hay bandas simétricas que coinciden en edad y orientación de los minerales ferromagnéticos

Hess propuso, además, que la rama descendente de una corriente de convección en el manto tiene lugar en los alrededores de las fosas submarinas.

Hess sugirió que éstas son sitios donde la corteza oceánica es empujada de nue­vo hacia el interior de la Tierra (subducción). Como consecuencia, las porciones antiguas del suelo oceánico se van consumiendo de manera gradual a medida que descienden hacia el manto.

Fg02_20
En este esquema se muestra como se genera nueva corteza oceánica. La imagen (a) puede corresponder al momento en el que América y África aún estaban unidas, hace más de 250 m.a. La última imagen sería la situación actual. En África hay una zona que corresponde a la imagen (b); es la zona conocida como el Rift Valley. Con es paso del tiempo, el continente africano se partirá en dos originando un nuevo océano.

La Tectónica

A partir de las teorías de Wegener (deriva continental) y de Hess (expansión del fondo oceánico) se consolidó la teoría de tectónica de placas. Esta teoría postula la existencia de enormes bloques de litosfera con corteza continental y oceánica, llamadas de placas tectónicas o litosféricas que se desplazan arrastradas por el manto terrestre. Estas placas se han formado a partir del manto y reintegrado al mismo en un proceso constante desde los últimos 3.000 millones de años.

lifeder-placas-tectónicas-imagen-1-696x476
Observa como las placas litosféricas contienen la mayoría, tanto corteza continental como corteza oceánica. En la teoría de la deriva continental de Wegener, eran los continentes los que se desplazaban. En la TEORÍA DE LA TECTÓNICA DE PLACAS ya no hablamos de continentes, sino de placas litosféricas (corteza más una porción de manto).

La litosfera presenta varias docenas de placas tectónicas de diversa magnitud y 8 de las más grandes son: la Euroasiática, Africana, Australiana, Norteamericana, Sudamericana, Nazca, Pacífica y Antártica. Estas placas se desplazan gracias a la dinámica del manto y la litosfera, por las corrientes de convección que genera el flujo térmico.

¿Pero qué son las corrientes convectivas? Se trata de movimientos entre materiales fluidos o semifluidos que al calentarse se expanden y disminuyen su densidad. Los materiales calientes, al expandirse y ser más ligeros, ascienden. Con los materiales fríos ocurre lo contrario, se hunden.

corrientes-de-conveccion

El flujo ascendente del manto arrastra a la corteza fría y rígida, la cual se resquebraja y separa formando las placas. Cuando las placas oceánicas se separan, emerge el magma a la superficie y se forma un nuevo fondo oceánico. Las placas se expanden en las dorsales de los océanos, al moverse, se separan, chocan entre ellas, en ocasiones se hunden unas debajo de las otras, se desplazan rozándose lateralmente, etc. Esto ocurre en sus límites, que pueden ser de distintos tipos convergentes, divergentes o transformantes.

Limitesdeplacastectónicas

A %d blogueros les gusta esto: