BIOLOGÍA y GEOLOGÍA

MATERIAL DIDÁCTICO ESO BACHILLERATO

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA DEL APARATO CIRCULATORIO

circulatorio

01. EL APARATO CIRCULATORIO SANGUÍNEO

En el cuerpo humano, el transporte se realiza mediante el aparato circulatorio sanguíneo, por el que circula la sangre, y el sistema linfático, por el que circula la linfa.

La formación del corazón del feto comienza en la cuarta semana, y en la novena semana se divide en cuatro cámaras y comienzan a formarse las válvulas, con lo que el sistema circulatorio entra en acción. A lo largo del segundo y tercer trimestre el corazón se fortalece y mejora el sistema de bombeo. En el feto los pulmones y el sistema digestivo (incluido hígado) no son funcionales, todos los intercambios de nutrientes y de gases se producen a través de la placenta. Los nutrientes y el oxígeno pasan de la sangre de la madre a la del feto a través de la vena umbilical, y los desechos y el dióxido de carbono del feto se mueven en sentido contrario por dos arterias umbilicales más pequeñas. A partir del nacimiento se pierden las uniones umbilicales y las ramificaciones pulmonares intestinales y hepáticas empiezan a ser funcionales.

feto1
El foramen oval es una abertura en la pared en el tabique interauricular de la cavidad cardíaca que durante la vida intrauterina permite el paso de la sangre desde la aurícula derecha a la aurícula izquierda. El conducto arterioso comunica arteria aorta y la pulmonar se encuentra presente en el ser humano durante la etapa fetal y durante un breve período después del nacimiento.

El aparato circulatorio está constituido por el corazón y los vasos sanguíneos.  Las arterias son los vasos que conducen la sangre desde el corazón hasta los distintos órganos. Las venas conducen la sangre de vuelta al corazón desde los distintos órganos. Los capilares son pequeños vasos a través de los cuales se filtran el plasma sanguíneo y los nutrientes hacia las células, y los productos de desecho de los tejidos hacia la sangre.

 

corazanima
La sangre que circula por el lado derecho del corazón no se mezcla con la del lado izquierdo, debido a que los dos lados del corazón trabajan en dos circuitos diferentes. ¿Por qué crees que los gráficos sobre la circulación sanguínea, normalmente se colorean de azul y rojo?

Decimos que la circulación en humanos es doble porque hay dos circuitos distintos:

  1. Circulación menor o pulmonar: lleva sangre a los pulmones
  2. Circulación mayor o sistémica: la sangre recorre el resto del cuerpo, pero evidentemente no toda va a circular por todos los órganos pues se va ramificando. Las ramificaciónes más significativas son:

  • hacia el riñón, para filtrar los desechos.
  • hacia el intestino para recoger los nutrientes absorbidos por el intestino delgado. Aquí encontramos el sistema porta hepático. Un sistema porta es una parte del sistema circulatorio en el que una vena originada a partir de un lecho capilar se dirige a un segundo lecho capilar de un órgano o tejido diferente. La ventaja del sistema porta es que los nutrientes obtenidos en la digestión van directamente al hígado donde se almacenan o se modifican si es necesario.
  • hacia el corazón. Aunque las cámaras cardiacas están bañadas de sangre, esta sangre no nutre el miocardio. El suministro sanguíneo que oxigena y nutre el corazón llega a través de las arterias coronarias, que nacen en la base de la aorta ascendente. Así la sangre más oxigenada nutre al propio corazón, para que cumpla adecuadamente con su compleja función. Las venas cardiacas desembocan directamente a la aurícula derecha.
  • hacia las glándulas endocrinas para recoger sus hormonas.

0.2 ANATOMÍA DEL APARATO CIRCULATORIO

02.1 EL CORAZÓN

MORFOLOGÍA Y ESTRUCTURA

El corazón humano es un órgano muscular hueco de unos 400 g., formado por cuatro cavidades. Está especializado en el bombeo de la sangre hacia todo el organismo a través de los vasos sanguíneos.

3D illustration of Heart, medical concept.
El corazón se encuentra alojado en la caja torácica, entre la segunda y quinta costilla, situado en el mediastino entre los pulmones; detrás del esternón y delante de la columna vertebral. El ápice, o extremo más puntiagudo, se dirige hacia la cadera izquierda y descansa en el diafragma, mientras que la parte postero-superior más ancha (o base), de donde emergen los grandes vasos del cuerpo, señala hacia el hombro derecho.

El corazón está dividido en cuatro cavidades o cámaras cardíacas (2 aurículas y 2 ventrículos). Las cámaras superiores o aurículas se encargan de recibir la sangre que entra por las venas y las inferiores o ventrículos impulsan la sangre que sale por las arterias. Aurículas y ventrículos de ambos lados están separados entre sí por un tabique o séptum, de modo que las cámaras derecha e izquierda del corazón nunca se comunican en un adulto (aunque si en los embriones). Aunque se trata de un solo órgano, el corazón funciona como una bomba doble; el lado derecho trabaja como la bomba del circuito pulmonar y el izquierdo del circuito sistémico.

corazón válvulas.gif
Entre las aurículas y los ventrículos y entre los ventrículos y las arterias existen válvulas que impiden el retroceso de la sangre. Estas válvulas se encargan de que la sangre fluya en una sola dirección a través de las cámaras cardiacas; de las aurículas hacia los ventrículos y de los ventrículos hacia las grandes arterias que salen del corazón.

Las válvulas funcionan gracias a unas diminutas cuerdas blancas, las cuerdas tendinosas, que anclan las membranas a las paredes de los ventrículos mediante los músculos papilares.

valvulas
Cuando se contraen los ventrículos, se cierran las válvulas que comunican con las aurículas y se abren las que comunican con las arterias.

Cuando se contraen los ventrículos, se cierran las válvulas que comunican con las aurículas y se abren las que comunican con las arterias.

El primer par de válvulas, las válvulas auriculoventriculares (o AV) están ubicadas entre las cámaras auricular y ventricular de cada lado. Evitan el retroflujo hacia las aurículas cuando los ventrículos se contraen.

La aurícula derecha recoge la sangre venosa de todo el cuerpo transportada por las venas cavas (inferior y superior), y se comunica con el ventrículo derecho a través de la válvula tricúspide (posee 3 membranas). La aurícula izquierda recoge la sangre venosa procedente de los pulmones y se comunica con el ventrículo izquierdo por la válvula mitral o bicúspide (posee 2 membranas).

El segundo conjunto de válvulas, las válvulas semilunares (o SL) protegen las bases de las dos grandes arterias que salen de las cámaras ventriculares y se llaman respectivamente válvulas pulmonares y aórticas semilunares. Cada válvula semilunar posee tres valvas que se ajustan firmemente entre si cuando se cierran. Cuando los ventrículos se contraen y fuerzan que la sangre salga del corazón, las valvas se abren y se aplastan contra las paredes de las arterias. A continuación, cuando se relajan los ventrículos, la sangre empieza a fluir hacia atrás en dirección al corazón, y las valvas se llenan de sangre, de modo que se cierran las válvulas. Esto evita que la sangre arterial vuelva a entrar en el corazón.

El ventrículo derecho sale el tronco pulmonar que se divide en las arterias pulmonares, que se encargan de llevar sangre carente de oxígeno a los pulmones, y presenta una válvula semilunar pulmonar que evita el retroceso de la sangre hacia el ventrículo. El ventrículo izquierdo tiene mayor capacidad que el derecho y es de paredes más gruesas. De este ventrículo sale la arteria aorta, a través de la cual se distribuye sangre a los distintos órganos del cuerpo y también está provista también de una válvula semilunar aórtica para evitar el reflujo de sangre hacia el ventrículo.

válvulas2
En la imagen observas el funcionamiento de 3 válvulas cardíacas. ¿Sabrías decir qué válvula no se puede visualizar desde este ángulo de visión? ¿Qué diferencia observas entre las 2 válvulas aurículoventriculares?

El grosor de las cavidades cardiacas depende de la capa muscular que tengan y esta depende de la necesidad de propulsión de la sangre. Por ello las aurículas son más delgadas que los ventrículos y el ventrículo derecho tiene las paredes más delgadas que el izquierdo.

En el corazón, exteriormente se distinguen surcos, que son:

  • Surco transversal o coronario : rodea el corazón, separa aurículas de ventrículos.
  • Surco longitudinal, con dos partes interventricular anterior: límite entre los ventrículos, cara anterior e interventricular posterior: límite entre los ventrículos, cara posterior
corazon arterias
Las principales arterias coronarias atraviesan los surcos externos de la superficie del corazón. La arteria coronaria derecha cruza horizontalmente el surco auriculoventricular, transversal o coronario.La arteria coronaria izquierda desciende por el surco interventricular, una rama corta cruza al ventrículo izquierdo
HISTOLOGÍA

El corazón consta de tres capas de tejidos, que de fuera a dentro son: Pericardio, endocardio y miocardio.

corazón histología

El PERICARDIO, que es una doble membrana de tejido conjuntivo que protege y une el órgano a las estructuras circundantes, permitiendo su movimiento libre.

  • La cubierta externa es el pericardio fibroso. Esta capa fibrosa protege al corazón y lo ancla a sus estructuras circundantes, como el diafragma y el esternón.
  • La cubierta interna es el pericardio seroso, que a su vez consta de dos partes:

Serosa parietal, es la cara interna que se encuentra justo debajo del pericardiofibroso.

Serosa visceral (Epicardio) se une ya a las paredes del miocardio del corazón.

Entre ambas membranas serosas se encuentra un líquido lubricante (líquido seroso), que es contribuye a la función cardíaca. El líquido seroso permite que la capa parietal y visceral se deslizan suavemente entre sí y de esta forma reduce la fricción entre ellas, creada por el continuo movimiento de bombeo del miocardio.

EL MIOCARDIO o capa media, es la zona más gruesa e importante, está formada por fibras musculares conectadas entre sí (músculo cardíaco) responsables de la contracción del corazón.

CORAZÓN

El ENDOCARDIO o capa interna, es la capa fina que recubre la cara interna del miocardio y es un endotelio que cubre todas las cámaras cardiacas. Este es el mismo tejido (túnica interna) que reviste los vasos sanguíneos que salen y entran del corazón.

CORAZÓN MIOCARDIO ENDOCARDIO
Endocardio (línea roja) y miocardio (línea azul) 10X
FISIOLOGÍA

El ciclo cardíaco constituye la secuencia de contracciones y relajaciones que suceden en el corazón dando lugar a un latido. Dado que el corazón está formado por dos bombas conectadas en serie, que funcionan a la par, mientras la parte derecha impulsa la sangre hacia los pulmones, la izquierda impulsa la sangre hacia el resto del organismo. Durante el ciclo cardíaco tiene lugar la contracción y relajación completa del miocardio. El ciclo cardíaco mueve de 4 a 6 litros de sangre por minuto en reposo, pero puede llegar a 20 – 30 l/min.

corazon real
El funcionamiento del corazón consiste en movimientos coordinados, de contracción o sístole y de la relajación o diástole, de las aurículas y los ventrículos, donde las válvulas permiten el paso de la sangre de las aurículas a los ventrículos y evitan su retroceso.

El latido o ciclo cardíaco se puede dividir en tres fases:

Sístole auricular: las aurículas se contraen a la vez, se abren las válvulas mitral y tricúspide, y sangre adicional es impulsada hacia los ventrículos, que se encuentran en diástole. Las Válvulas semilunares están cerradas y se completa el llenado ventricular.

Sístole ventricular: se produce la contracción de los ventrículos, se abren las válvulas semilunares y la sangre sale impulsada por las arterias pulmonares y aorta, hasta que los ventrículos se vacían. Las válvulas mitral y tricúspide permanecen cerradas, impidiendo el retroceso de la sangre a las aurículas. Durante la sístole ventricular, las aurículas están relajadas y sus cámaras vuelven a llenarse de sangre.

Diástole general: las aurículas y ventrículos se relajan, las aurículas continúan llenándose de sangre. Las válvulas semilunares de las arterias permanecen cerradas impidiendo que la sangre retorno de las arterias al corazón, las válvulas auricular ventriculares momentáneamente abiertas, luego se cierran, de modo que se van llenando aurículas. Al disminuir la presión en los ventrículos, las válvulas mitral y tricúspide se abren y la sangre comienza a llenar los ventrículos.

corazón llenado ventrículos
El llenado de los ventrículos se realiza durante la diástole general (70%) y la sístole auricular (30% restante).

Si se utiliza un estetoscopio pueden oírse dos sonidos distintos durante cada ciclo cardiaco. El primer ruido cardiaco se debe al cierre de las válvulas AV. El segundo ruido cardiaco se debe al cierre de las válvulas semilunares al final de la sístole. El primer sonido cardiaco es más largo y alto que el segundo, que tiende a ser breve y bajo.

Un soplo es un ruido silbante, chirriante o áspero que se escucha durante un latido cardíaco. El ruido es ocasionado por un flujo sanguíneo turbulento (desigual) a través de las válvulas cardíacas o cerca del corazón. Los soplos cardíacos pueden presentarse en el nacimiento (congénito) o desarrollarse más adelante en la vida. Un soplo cardíaco no es una enfermedad, pero puede indicar un problema cardíaco no diagnosticado.

A menudo, los soplos cardíacos son inocuos (inofensivos), por lo que no necesitan tratamiento. Algunos soplos cardíacos pueden requerir pruebas de seguimiento para asegurarse de que no sean a causa de un trastorno cardíaco grave no diagnosticado. Si es necesario, el tratamiento está orientado a la causa del soplo cardíacos. Son comunes en los niños y no requieren tratamiento alguno ni cambios en el estilo de vida. En la mayoría de los casos los soplos funcionales desaparecen al llegar a edad adulta.

Otros soplos son síntomas de un problema cardíaco más grave. En estos casos, el sonido podría indicar que la sangre produce reflujo, por una válvula cardíaca que está dañada o que realiza un esfuerzo excesivo, que puede haber un orificio en una de las paredes del corazón o que existe un estrechamiento en uno de los vasos sanguíneos del corazón.

REGULACIÓN DE LA ACTIVIDAD CARDÍACA

El corazón se contrae y relaja rítmicamente entre unas 60 a 100 veces por minuto en reposo, y más de 150 en esfuerzos.

corazón ciclo cardíaco
El músculo cardíaco puede contraerse y relajarse sin una estimulación directa del sistema nervioso (que sólo tiene aquí la función de aumentar o disminuir la duración del ciclo cardíaco). Esta autoexcitación tiene lugar en el tejido nodal que se divide en tres partes:el nódulo sinoauricular SA, el nódulo aurículoventricular AV y el fascículo de His.

El tejido nodal está constituido por células musculares modificadas que se han especializado en la producción automática y rítmica de impulsos nerviosos. De esta forma el corazón es autónomo, se contrae espontánea e independientemente, incluso si se cortan todas las conexiones nerviosas.

Actúan en sentido unidireccional, provocando la contracción de las aurículas primero, seguida de los ventrículos. Asimismo, marca un ritmo de contracción de aproximadamente 75 latidos por minuto en el corazón, de modo que el órgano late como una unidad coordinada.

Los impulsos se inician en el seno auricular (SA) (marcapasos natural), que se halla en la pared de la aurícula derecha, cerca de la vena cava superior. Este seno se excita espontáneamente, inicia la contracción auricular e impone el ritmo de la frecuencia cardíaca actuando como un marcapasos. La despolarización se transmite hacia las aurículas. Si este marcapasos fallara podrían activarse otros nodos como el seno AV (capaz de generar 40-60 latidos por minuto) o el haz de His-fibras de Purkinje ( capaz de generar 15-20 latidos por minuto).

La excitación del nódulo SA, es recibida por el nodo AV,  (las aurículas se contraen). Alrededor de las válvulas AV hay un tejido fibroso que enlentece el estímulo que se conduce hacia el fascículo de His a lo largo del tabique interventricular. A lo largo del tabique hay 2 ramas del fascículo de His que producen conducción de la despolarización sin que por ello se produzca contracción de los ventrículos..

Cuando el impulso ya ha sido conducido por todo el tabique interventricular, éste se ramifica a través de las fibras de Purkinje. Dado que el nodo AV conduce el estímulo con un poco de retraso, los ventrículos no se contraen hasta haberse completado el latido auricular.

Para más información puedes ver el siguiente enlace de vídeo sobre  EL SISTEMA DE CONDUCCIÓN ELÉCTRICA DEL CORAZÓN

ELECTROCARDIOGRAMA (ECG/EKG)

Cuando los impulsos viajan a través del corazón y producen su contracción, se genera una corriente eléctrica en su superficie. Esta corriente se transmite a todos los fluidos corporales y alcanza hasta la superficie del cuerpo. La corriente puede ser recogida y registrada a través de electrodos adheridos a la superficie del cuerpo.

El ECG es una representación gráfica de los impulsos eléctricos recogidos por estos electrodos. Durante el ciclo cardíaco de bombeo y llenado, los impulsos eléctricos del corazón. La gráfica recogida puede ser analizada e interpretada:

  • ONDA P. Representa la corriente que atraviesa las aurículas desde el nódulo SA al nódulo AV.  (SÍSTOLE AURICULAR).
  • COMPLEJO QRS. Representa el avance de la onda de despolarización desde el nódulo AV al fascículo de His y fibras de Purkinje (SÍSTOLE VENTRICULAR).
  • ONDA T.  Se produce la repolarización de los ventrículos (DIÁSTOLE)

electrocardiograma-conduccion-electrica-del-corazon.gif

CAMBIOS DE GASTO CARDÍACO

En cada latido, el corazón eyecta un determinado volumen de sangre. El volumen total de sangre bombeada por el corazón por minuto se llama gasto cardíaco, como se vio anteriormente.

Los cambios en el gasto cardíaco responden a diversas circunstancias, como diferentes necesidades en los tejidos, por ejemplo, durante el ejercicio. También puede modificarse por acción nerviosa, debido a la acción del sistema nervioso autónomo, por acción de hormonas o incluso por control intrínseco del corazón ligado al retorno venoso.

El SN Autónomo funciona como freno (parasimpático) y/o acelerador (simpático) según las condiciones del momento:

  • SNA PARASIMPÁTICO: El nervio vago llega a todo el corazón, especialmente a los nódulos sinusal y aurículo-ventricular relajando el ritmo y la fuerza de contracción.
  • SNA SIMPÁTICO: La activación se debe a las hormonas noradrenalina y adrenalina producidas en las glándulas suprarrenales. Activa el nódulo aurículo-ventricular y acelera el ritmo cardíaco.

02.2 LOS VASOS SANGUÍNEOS. ARTERIAS, CAPILARES Y VENAS.

Existen tres tipos principales de vasos sanguíneos, las arterias, venas y capilares, son las vías o conductos que forman el sistema vascular por el que circulan el líquido sanguíneo. Puestos en fila, los vasos sanguíneos del cuerpo humano alcanzarían unos 80.000 km de longitud.

La pared de arterias y venas está formada por tres capas de tejido, que de fuera adentro son:

  • TÚNICA EXTERNA (adventicia): Conectivo fibroso con colágeno y una lámina de fibras elásticas. Su función básica es el soporte y la protección de los vasos.
  • TÚNICA MEDIA: Conjuntivo elástico con muchas fibras y músculo liso. Es muy importante la musculatura que regula el flujo que va a llegar a los capilares. Esta capa de músculo liso, controlado por el sistema nervioso simpático, cambia el diámetro de los vasos. Si los vasos se contraen o dilatan, la presión sanguínea aumenta o disminuye respectivamente.
  • TÚNICA INTERNAEndotelio que rodea la luz (el interior) de los vasos, es una fina capa de células epiteliales planas. Las células se ajustan perfectamente entre sí y forman una superficie totalmente lisa que reduce la fricción a medida que la sangre fluye por el vaso.
venas art
La túnica media, con su musculatura lisa, es mucho más estrecha en venas que en arterias.
LAS ARTERIAS

Las arterias son vasos de salida, tienen una túnica media muy gruesa, son a la vez resistentes y elásticas para soportar la alta presión de la sangre expulsada del corazón. Las arterias, gracias a su musculatura se pueden contraer, regulando el flujo de sangre a los órganos. Cuando irrigan un órgano se ramifican en arteriolas y finalmente en capilares.

arterias
La arterias se suelen clasificar en 3 tipos, en función de su tamaño: grandes o elásticas, medianas o musculares y pequeñas o arteriolas.
  1. Las grandes arterias conducen la sangre desde el corazón hasta arterias de tamaño medio, son capaces de recibir sangre a gran presión y propulsarla hacia adelante, en ellas domina la elasticidad y funcionan como un reservorio de presión. Suelen ocupar posiciones internas en el cuerpo, para estar a salvo del riesgo de rupturas.
  2. Las arterias medianas son arterias distribuidoras porque dirigen el flujo sanguíneo hacia distintos órganos; tienen paredes relativamente anchas, con más tejido muscular y menos fibras elásticas en la túnica media que las arterias grandes. En ellas domina la contractilidad pues cambian el diámetro para ajustarse al flujo sanguíneo
  3. Arterias pequeñas y arteriolas, son responsables de la mayor parte de la resistencia vascular, regulan el flujo sanguíneo que llega a los lechos capilares mediante la actividad de las fibras de músculo liso.
Arterial_System_es
Principales arterias del cuerpo

La aorta es la principal arteria que parte del corazón. Sale del ventrículo izquierdo y da un giro por detrás del corazón, formando el cayado aórtico y se continúa en la aorta descendente. Otras arterias importantes son:

  • Arterias coronarias: Parten de la aorta ascendente. Riegan el corazón.
  • Arterias carótidas: Parten del cayado de la aorta hacia la cabeza.
  • Arterias subclavias: Parten del cayado de la aorta hacia las extremidades superiores.
  • Arteria hepática: Riega el hígado.
  • Arteria mesentérica: Sale de la aorta, riega el intestino.
  • Arterias renales: Desde de la aorta descienden a los riñones.
  • Arterias iliacas: Se divide la aorta hacia extremidades inferiores.
  • Arteria pulmonar: Parte del ventrículo derecho, como un tronco pulmonar y se ramifica hacia a los pulmones
LAS VENAS

Las venas son los vasos por los que la sangre retorna al corazón, suelen ser más superficiales que las arterias. También presenta tres capas de tejidos, con la capa muscular media más estrecha.

Las venas tienen una luz normalmente mayor que las arterias, y las paredes son más delgadas y elástica, más fácilmente dilatables, con lo que se minimiza la resistencia al flujo de vuelta al corazón.

valvulas venosas.gif
Las arterias y capilares carecen de válvulas. La función de éstas en las venas es muy importante:  cuando la sangre es presionada y avanza hacia el corazón, se abren. Cuando la sangre entra en «parada»  se cierran inmediatamente para evitar el reflujo hacia atrás.

Hay dos hechos que contribuyen a mejorar la circulación venosa:

  • Las presencia de válvulas que retienen la sangre que asciende hacia el corazón y evitan su retroceso debido a la gravedad, sobre todo las situadas en la parte inferior del cuerpo.
  • Los movimientos musculares mejoran el retorno venoso. A medida que los músculos que rodean a las venas se contraen y se relajan, la sangre es presionada (o “exprimida”) por las venas hacia el corazón.
  • La respiración, produce ciclos de aumento y descenso de presión en el tórax que hace que las venas grandes que se encuentran cerca del corazón se expandan y se llenen. Así, la “bomba respiratoria” también ayuda a devolver la sangre al corazón.
Venous_System_es
Principales venas del cuerpo
  • Cava superior: Recoge la sangre de la parte superior del cuerpo. Sus principales aportaciones vienen de:

Venas yugulares: Son cuatro venas que recogen la sangre de la cabeza y desembocan en las venas braquiocefálicas.

Venas subclavias: Recogen la sangre de los brazos. También conectan con las braquiocefálicas.

  • Cava inferior: Recoge la sangre de la parte inferior del cuerpo. Sus principales aportaciones vienen de:

Vena hepática: Forma parte del sistema porta hepático, es la vena de salida que conduce a la cava inferior.

Venas renales: Recogen la sangre de los riñones.

Venas ilíacas: Recogen la sangre de las extremidades inferiores.

  • Venas pulmonares: Cuatro venas que recogen la sangre oxigenada del pulmón y desembocan en la aurícula izquierda.
CAPILARES

Los capilares forman una red de vasos muy finos, con una sola capa de células, el endotelio que es continuación del revestimiento de la TÚNICA INTERNA de las arterias y las venas. A través de este endotelio se produce el intercambio de sustancias entre la sangre y los tejidos. No se encuentran ni en el epitelio, ni en la córnea y lentes del ojo, ni en el cartílago. Como son tan finos sufren frecuentes roturas pero se cierran gracias a la actuación de los factores de coagulación y de las plaquetas y se reponen rápidamente.

capilares
Los diminutos capilares tienden a formar redes entretejidas denominadas lechos capilares. El flujo de sangre que va desde una arteriola a una vénula, es decir, a través de un lecho capilar, se denomina microcirculación.

En la mayoría de las regiones corporales un lecho capilar consta de dos tipos de vasos:

  • canal de paso, un vaso que conecta directamente la arteriola y la vénula de los extremos opuestos del lecho.
  • capilares verdaderos, los vasos de intercambio reales que son unos 10 a 100 por lecho capilar, según el órgano o los tejidos utilizados.

Un puñado de fibras musculares lisas, denominado esfínter pre-capilar, rodea el inicio de cada capilar verdadero y actúa como válvula para regular el flujo de sangre del capilar. La sangre que fluye por una arteriola terminal puede tomar una o dos rutas: a través de los capilares verdaderos o a través de la derivación. Cuando los esfínteres pre-capilares están relajados (abiertos), la sangre fluye a través de los capilares verdaderos y participa en el intercambio con las células de tejido. Cuando los esfínteres están contraídos (cerrados), la sangre fluye a través de las derivaciones y evita las células de tejido.

A medida que la sangre se mueve a través del lecho capilar, se produce el intercambio de sustancias entre el plasma sanguíneo y el líquido intersticial: los gases (como el oxígeno y el dióxido de carbono), los iones, las hormonas y las sustancias de bajo peso molecular en general, se intercambian libremente por difusión entre el plasma y los tejidos circundantes.

Además, la elevada presión sanguínea facilita la salida de líquido por filtración de la sangre a través de las células del endotelio.

Todas las sustancias del plasma pueden salir excepto las proteínas de alto peso molecular, debido a su tamaño. Las proteínas que han quedado retenidas en el interior de los vasos ejercen un efecto osmótico que genera un movimiento de líquido en sentido opuesto al generado por la presión sanguínea, de modo que tiende a retornar el líquido desde los tejidos hacia los capilares.

diapédesis.gif
Ni los eritrocitos ni las plaquetas pueden atravesar los capilares, sin embargo,  los leucocitos pueden deformarse y pasar a través del endotelio (diapédesis) . Se trata de un proceso común en los procesos inflamatorios tras una infección.

 

El que el fluido salga de un capilar o entre en él, depende de la diferencia de concentraciones o presiones. El plasma sale de los capilares al principio del lecho, se mezcla con el líquido intersticial que bañan los tejidos y se recoge en el extremo contrario (vénula). Sin embargo, no todo el líquido que se fuerza a salir de la sangre se recoge en el lado de la vénula y el líquido perdido va a pasar al sistema linfático.

De este modo difunden los gases disueltos en estos líquidos: el oxígeno y los nutrientes salen de la sangre y entran en las células de tejido, y el dióxido de carbono y otros desechos salen de las células tisulares y entran en la sangre.

Básicamente, las sustancias que entran en la sangre o salen de ésta pueden tomar una de las cuatro rutas a través de las membranas plasmáticas de la capa de células endoteliales que forman el tubo del capilar:

1. Al igual que sucede con todas las células, las sustancias pueden difundirse directamente a través de sus membranas plasmáticas si las sustancias son liposolubles (como los gases respiratorios).

2. Determinadas sustancias lipoinsolubles o de mayor tamaño pueden entrar en la sangre, salir de ésta al pasar a través de las membranas plasmáticas de las células endoteliales en vesículas, es decir, mediante un proceso de endocitosis o exocitosis.

3. Además hay un paso (limitado) de líquido y pequeñas soluciones a través de las fisuras intercelulares, es decir por huecos o zonas libres entre membranas de células adyacentes que no estén demasiado unidas. Recordemos que en los capilares cerebrales esto no es posible (barrera hematoencefálica), pero la mayoría de nuestros capilares si presenta fisuras intercelulares.

4. Una vía libre para pequeñas soluciones y líquidos también está presente en los llamados capilares fenestrados. Una fenestra (de fenestra = ventana) es un poro o abertura ovalado, que generalmente está cubierta por una delicada membrana. Estos capilares fenestrados solo se encuentran en regiones del cuerpo donde la absorción es prioritaria (capilares intestinales o capilares que recogen hormonas de las glándulas endocrinas) o donde se produce la filtración (el riñón).

LA PRESIÓN ARTERIAL

Las constantes vitales en el ámbito médico incluyen además la frecuencia respiratoria y la temperatura, dos parámetros del sistema circulatorio: el pulso arterial y la presión arterial.

El pulso arterial es una medida de la frecuencia cardíaca. La expansión y el retroceso alternantes de una arteria que se producen con cada latido del ventrículo izquierdo crea una onda de presión (pulso) que circula por todo el sistema arterial. Por eso se considera que el pulso (oleadas de presión por minuto) es igual que la frecuencia cardiaca (latidos por minuto).

El pulso medio oscila entre 70 y 76 latidos por minuto en una persona normal en reposo; depende de la actividad, de los cambios posturales y de las emociones.

Se puede notar el pulso en cualquier arteria que se encuentre cerca de la superficie corporal comprimiendo la arteria contra tejido firme; generalmente se toma el pulso radial, que es muy accesible, donde la arteria radial se acerca a la superficie en la muñeca, aunque hay otros puntos del pulso arterial importantes desde el punto de vista médico.

La presión (o tensión) arterial (BP) es la presión que ejerce la sangre contra las paredes internas de los vasos sanguíneos. Esta presión debe ser suficiente para llevar la sangre a todos los puntos del cuerpo (incluyendo el recorrido contra la gravedad), además de vencer el rozamiento en los capilares sanguíneos. A menos que se indique lo contrario, el término presión arterial se entiende como la presión en las arterias sistémicas grandes cerca del corazón. La presión es mayor en las arterias grandes y continúa disminuyendo a través de las vías sistémica y pulmonar, hasta llegar a cero o a una presión negativa en las venas cavas.

Medición de la presión arterial. Puesto que el corazón se contrae y relaja de forma alterna, el flujo hacia adelante y hacia atrás de la sangre en las arterias hace que la tensión arterial suba y baje en cada latido. Por tanto, normalmente se realizan dos mediciones de la presión arterial: la presión sistólica, la presión de las arterias en el pico de contracción ventricular (presión sistólica o máxima), y la presión diastólica, la presión que se produce cuando se relajan los ventrículos (presión diastólica o mínima). La técnica manual de referencia se realiza colocando un

esfigmomanómetro de mercurio en el brazo y auscultando el latido en la arteria interna del brazo con un fonendoscopio. Las presiones arteriales se indican en milímetros de mercurio (mm Hg), con la presión sistólica en primer lugar; 120/80 (120 sobre 80) se traduce como una presión sistólica de 120 mm Hg y una presión diastólica de 80 mm Hg. Con mayor frecuencia, la presión arterial sistémica se mide de forma indirecta mediante el método de auscultación.

El valor de la presión está regulado por concentración de sales y proteínas (presión osmótica) y por el diámetro del vaso (en el cual influye la túnica media muscular). La presión aumenta si se contraen los vasos sanguíneos o entra líquido en el sistema y disminuye si se relajan los vasos o sale líquido del sistema

  • Si es demasiado baja hay problemas por falta de riego sanguíneo.

Si es demasiado alta se incrementa el gasto cardiaco y aumenta el riesgo de derrames sanguíneos, por ruptura de los vasos.

Hay muchos factores que influyen en la presión sanguínea: la edad, el peso, el momento del día, el ejercicio, la posición corporal, el estado emocional, el consumo de ciertos fármacos, etc. La influencia de algunos de estos factores se explica a continuación.

1. Factores neuronales debido a la actividad del SNA. En concreto la acción del SNA simpático es importante porque provocan la vasoconstricción o el estrechamiento de los vasos sanguíneos, lo que aumenta la presión arterial. El centro simpático del bulbo raquídeo se activa para provocar la vasoconstricción en distintas circunstancias. Veamos tres casos:

• Por ejemplo, una persona que está tumbada y se levanta repentinamente, el efecto de la gravedad hace que la sangre se estanque en los vasos de los pies y piernas, y que baje la presión arterial. Esto activa señales de advertencia y en consecuencia se provoca la vasoconstricción y aumenta de nuevo la presión arterial hasta los niveles homeostáticos.

• Por ejemplo, en caso de accidente, si el volumen sanguíneo se reduce de repente por una hemorragia, la presión arterial cae y el corazón empieza a latir con mayor rapidez para intentar compensarse. No obstante, puesto que la pérdida de sangre reduce el retorno venoso, el corazón se resiente y el latido es más débil y sin eficacia. En tales casos, el SNA simpático provoca una vasoconstricción para aumentar la presión arterial de modo que, con suerte, aumente el retorno venoso y pueda continuar la circulación.

• En el ejemplo típico de la actividad del SNA simpático, cuando estamos asustados y tenemos que escapar de forma precipitada. En estas condiciones, se produce una vasoconstricción generalizada excepto en los músculos esqueléticos. Los vasos de los músculos esqueléticos se dilatan para aumentar el flujo sanguíneo hasta los músculos que están trabajando con toda intensidad en ese momento de peligro. Debe tenerse en cuenta que los nervios simpáticos nunca provocan la vasoconstricción de los vasos sanguíneos del corazón o del cerebro.

2. Factores renales. Los riñones desempeñan una función principal en la regulación de la presión arterial porque influyen en el volumen sanguíneo. A medida que la presión arterial (o el volumen

sanguíneo) aumenta más de lo normal, los riñones reabsorben menos agua y emiten mayor volumen de agua en la orina. Puesto que la fuente de esta agua es la sangre, el volumen de sangre disminuye, lo que, a su vez, reduce la presión arterial. Sin embargo, cuando baja la presión arterial, los riñones retienen agua del organismo, de modo que aumentan el volumen sanguíneo y con ello la presión arterial.

Si la presión arterial es baja, determinadas células renales liberan una enzima, llamada renina, en la sangre. La renina activa una serie de reacciones químicas que forman angiotensina, una sustancia química de potente acción vasoconstrictora. Además la angiotensina también estimula la corteza suprarrenal para liberar aldosterona, una hormona de la corteza de la glándula suprarrenal que mejora la reabsorción de iones de sodio en los riñones. A medida que el sodio se mueve hacia la sangre, el agua la sigue. Así, tanto el volumen sanguíneo como la presión arterial aumentan.

Recordar que además la aldosterona estimula la hipófisis posterior o neurohipófisis para que segregue ADH, la hormona antidiurética, cuyo efecto es mejorar la permeabilidad de las membranas celulares en las nefronas, de modo que se puede reabsorber más agua desde los riñones hacia la sangre y esto contribuye a aumentar de presión sanguínea.

3. Temperatura. En general, el frío tiene un efecto vasoconstrictor, por eso se recomienda la aplicación de compresas frías para evitar que se hinchen las zonas con magulladuras. Por el contrario, el calor tiene un efecto vasodilatador y las compresas templadas se utilizan para acelerar la circulación de una zona inflamada.

4. Sustancias químicas. Los efectos de ciertos fármacos afectan a la presión arterial y son bien conocidas en muchos casos. Por ejemplo, la adrenalina y noradrenalina (catecolaminas) aumentan tanto la frecuencia cardiaca como la presión arterial y la nicotina del tabaco aumenta la presión arterial provocando la vasoconstricción. Por su parte, tanto el alcohol como la histamina tienen acción vasodilatadora y disminuyen la presión arterial. La razón por la que una persona que ha bebido de más se pone roja es que el alcohol dilata los capilares que se encentran bajo la piel de la cara.

5. Dieta. Aunque las opiniones médicas tienden a cambiar y pueden resultar contradictorias, en general se admite que una dieta baja en sal, con pocas grasas saturadas y colesterol ayuda a evitar la hipertensión. Aunque el proceso de envejecimiento contribuye a los cambios que se producen en las paredes de los vasos sanguíneos, que pueden causar apoplejías o infartos de miocardio, la mayoría de los datos indican que es la dieta, y no el envejecimiento, el factor más importante en

as enfermedades cardiovasculares. Todos coinciden en que el riesgo se reduce si las personas comen menos grasa animal, baja el consumo de colesterol y reduce la sal.

Hipertensión

Una breve elevación de la presión arterial es una respuesta normal a la fiebre, al esfuerzo físico y las molestias emocionales, como el enfado y el miedo. Pero la hipertensión persistente (o la presión arterial alta) es patológica y se define como una enfermedad de una presión arterial alta y sostenida de 130/80 o mayor. La hipertensión crónica es una enfermedad peligrosa que indica una resistencia periférica que se va incrementando. Los primeros 10-20 años no hay síntomas, por eso se conoce como el “asesino silencioso”. Puesto que el corazón es forzado a bombear contra una mayor resistencia, debe trabajar con mayor intensidad y, con el tiempo, el miocardio se agranda. Cuando finalmente se fuerza más allá de su capacidad para responder, el corazón se debilita y sus paredes se vuelven flácidas. La hipertensión también causa estragos en los vasos sanguíneos, el hecho de que las paredes de los vasos se vuelvan más ásperas fomenta la formación de trombos, estos pequeños rasguños en el endotelio aceleran la evolución de la aterosclerosis.

La pérdida gradual de elasticidad en los vasos sanguíneos provoca hipertensión y cardiopatía hipertensa. Al menos el 30% de la población en países desarrollados presenta hipertensión a los 50 años, y las enfermedades cardiovasculares provocan más de la mitad de las muertes en personas de más de 65 años.

Se produce por:

oFactores genéticos y raciales. La hipertensión es hereditaria. El hijo de unos padres hipertensos tiene el doble de posibilidades de desarrollar una presión arterial alta que el de padres con una presión arterial normal.

oTipo de vida y alimentación. La presión arterial alta es común en las personas obesas porque la longitud total de sus vasos sanguíneos es relativamente mayor que la de los individuos más

delgados. Por cada 450 gramos de grasa, se necesitan miles de vasos sanguíneos adicionales, lo que obliga al corazón a trabajar con más intensidad para bombear la sangre a distancias mayores.

Hipotensión

La hipotensión o presión arterial baja presenta valores de presión arterial sistólica por debajo de 100 mm Hg. En muchos casos, es propia del individuo y no es motivo de preocupación. De hecho, la presión arterial baja es un resultado esperado del entrenamiento físico y se asocia con una vida larga y sin enfermedades en la vejez.

La hipotensión crónica, que no se explica por la condición física, puede indicar una mala nutrición y unos niveles inadecuados de proteínas en sangre. Debido a que la viscosidad de la sangre es baja, la presión arterial también es menor de lo normal. También puede indicar pérdida de líquido circulatorio, por ejemplo por hemorragias, heridas, quemaduras o Infecciones.

La hipotensión o presión arterial baja presenta valores de presión arterial sistólica por debajo de 100 mm Hg. En muchos casos, es propia del individuo y no es motivo de preocupación. De hecho, la presión arterial baja es un resultado esperado del entrenamiento físico y se asocia con una vida larga y sin enfermedades en la vejez.

La hipotensión crónica, que no se explica por la condición física, puede indicar una mala nutrición y unos niveles inadecuados de proteínas en sangre. Debido a que la viscosidad de la sangre es baja, la presión arterial también es menor de lo normal. También puede indicar pérdida de líquido circulatorio, por ejemplo por hemorragias, heridas, quemaduras o Infecciones.

PRINCIPALES ARTERIAS Y VENAS

0.3 SISTEMA LINFÁTICO

CONSTITUCIÓN Y FUNCIONES
CIRCULACIÓN LINFÁTICA

El sistema linfático está formado por una red de vasos y nódulos linfáticos y recorrido por un líquido similar a la sangre llamado linfa. Como se acaba de explicar en el apartado anterior, el sistema linfático es necesario porque las diferencias de presión sanguínea hacen que salga más líquido de los capilares que el que regresa a ellos.

sin-tc3adtulo-1
El líquido intersticial que baña los tejidos pasa al sistema linfático, que lo recolecta y lo vuelca más tarde de nuevo en las venas.

La linfa tiene una composición semejante al líquido intersticial, tiene más agua y lípidos que la sangre y menos proteínas y sales. Como no hay plaquetas, la linfa no coagula. En la linfa se transportan al torrente sanguíneo las grasas absorbidas del tubo digestivo. El sistema linfático tiene algunas similitudes con el sistema venoso, pues consiste en una red interconectada de vasos que son progresivamente más grandes.

Los vasos linfáticos son muy permeables, por lo que dejan pasar el fluido extracelular. Se forman como capilares con un extremo cerrado que se encuentran en casi todos los espacios tisulares y se unen para formar vasos linfáticos mayores que presentan una capa de músculo liso que les permite contraerse y contienen en su interior válvulas que impiden el retroceso de la linfa; la linfa también se mueve por la acción de los músculos del cuerpo. Los capilares linfáticos son conductos ciegos que se abren en el espacio intercelular y no forman parte de un circuito continuo.

 

subclavia
Los vasos linfáticos recorren el organismo drenando el exceso de líquido. Confluyen unos con otros en ganglios linfáticos y terminan desembocando en dos lugares: en el conducto torácico, que se vacía en la vena subclavia izquierda, y a través del conducto linfático derecho, que se vacía en la vena subclavia derecha. Estas dos venas desembocan en la vena cava superior.

 

En las confluencias de los vasos se forman los ganglios o nódulos linfáticos, que son masas de tejido esponjoso distribuidos por todo el sistema linfático. En estos nódulos proliferan los linfocitos, glóbulos blancos especializados que son efectores de la respuesta inmune. Los ganglios linfáticos, además actúan como filtros, ya que retienen los cuerpos extraños que circulan por la linfa.

Las principales funciones del sistema linfático son:

  • Retorno del líquido intersticial a la sangre.
  • Presentación de antígenos en el sistema inmunitario, los ganglios linfáticos actúan como filtros que identifican, retienen y destruyen microbios
  • Trasporte de lípidos del intestino al hígado, se aprovecha el sistema linfático para transportar lípidos, pues una obstrucción de un vaso linfático es menos peligrosa que la de un vaso sanguíneo.
PRINCIPALES VASOS LINFÁTICOS

04. PATOLOGÍA DEL APARATO CIRCULATORIO.

Afecciones de la sangre

Coágulo de sangre. Se pueden formar espontáneamente por insuficiencia cardíaca, degeneración de las paredes de los vasos sanguíneos, etc. Hay medicamentos para disolver coágulos, uno de los más utilizados por vía oral es el sintrom. Otra solución es restituir la luz del vaso mediante un balón que dilate la arteria o vaso ocluido (angioplastia).

Hemofilia. Es un fallo en algunos de los sistemas de coagulación. Puede ser por causa genética o ambiental (traumatismos, tóxicos). Implica la rotura de los vasos con salida de sangre a los tejidos.

Afecciones del corazón

Angina de pecho. Las situaciones en que el miocardio se ve privado de oxígeno provocan a menudo un gran dolor pectoral denominado angina de pecho. Se advierte que nunca se ignore este dolor, porque si se prolonga la angina, las células cardiacas privadas de oxígeno pueden morir, lo que provoca un infarto.

 

angina.gif

Arritmias. Problemas con el ritmo cardiaco. La taquicardia es una frecuencia cardiaca rápida (más de 100 latidos por minuto). La bradicardia es una frecuencia cardiaca sustancialmente menor que la normal (menos de 60 latidos por minuto). Ninguna de estas condiciones es necesariamente patológica.

Fibrilación. Es una contracción rápida y no coordinada de las fibras musculares de los ventrículos que deja al corazón totalmente inútil y es la causa principal de muerte por ataques al corazón en personas adultas. La isquemia cardíaca que es la falta de un suministro sanguíneo adecuado al músculo cardiaco, puede producir una fibrilación.

Insuficiencia cardiaca. Se define como un bombeo deficiente de sangre del corazón. Puede deberse a una lesión en el músculo cardiaco o de las válvulas. Provoca la acumulación de sangre en las venas y la falta de oxígeno en diversos órganos.

Infarto de miocardio. Se produce un infarto si una parte del miocardio queda sin riego, generalmente por un trombo en la arteria coronaria. El infarto de miocardio resultante suele denominarse “ataque al corazón” o “coronario”. Al quedar sin riego, falta oxígeno en el músculo cardiaco que no puede generar energía. El músculo reacciona con una glucolisis anaerobia que vierte ácido láctico y la consecuente acidificación del medio. Si no se restablece la circulación el músculo afectado muere.

Pericarditis y miocarditis. Son inflamaciones del pericardio y miocardio debidas a infecciones del corazón o a procesos endocrinos o metabólicos.

Soplos. Los soplos cardiacos son bastante comunes en los niños pequeños (y algunas personas mayores) con un corazón perfectamente sano, probablemente porque sus paredes cardiacas son relativamente finas y vibran con la sangre que se precipita. Sin embargo, los soplos en pacientes que no se incluyen en ninguno de estos grupos indican, la mayoría de las veces, problemas valvulares. Por ejemplo, si una válvula no se cierra firmemente (es incompetente), se oirá un silbido después de que se cierre esa válvula (supuestamente), a medida que la sangre fluya hacia atrás a través de una válvula parcialmente abierta. Los sonidos nítidos también pueden oírse cuando la sangre fluye enérgicamente a través de las válvulas estenosadas (huecos estrechos).

Valvulopatías. Las válvulas cardiacas son dispositivos básicamente sencillos, y el corazón  al igual que cualquier bomba mecánica- puede funcionar con válvulas defectuosas siempre que el daño no sea demasiado importante. Sin embargo, las válvulas muy deformadas pueden obstaculizar la función cardiaca. Por ejemplo, una válvula incompetente fuerza al corazón a bombear y volver a bombear la misma sangre porque la válvula no se cierra correctamente y la sangre fluye hacia atrás. En la estenosis valvular, se produce un estrechamiento en la zona de la válvula, las membranas de la válvula se vuelven rígidas y el hueco es menor, a menudo debido a una repetida infección bacteriana del endocardio (endocarditis). Esto fuerza al corazón a contraerse más enérgicamente de lo normal para permitir el paso de sangre. En cada caso, la carga del corazón aumenta y éste acaba debilitándose y puede fallar. Las válvulas defectuosas se sustituyen por otra válvula sintética, una válvula humana criogénica, o una válvula tratada con sustancias químicas extraída del corazón de un cerdo.

Problemas en los vasos sanguíneos

Aneurisma. Una sección delgada y debilitada generalmente de la pared de una arteria que sale hacia el exterior, formando un saco a modo de globo. Causas: aterosclerosis, congénitas, infecciones, traumatismos.

Aterosclerosis. Formación de placas de grasa en el interior de las arterias Provoca aumento del gasto cardiaco que a su vez puede dar lugar a hipoxia y trombos.

Isquemia en cerebro u otra zona. La isquemia, en el cerebro u otro órgano, es la reducción del flujo sanguíneo hasta llegar a niveles que el normal funcionamiento de esa parte del cuerpo y pueden llegar a producir la muerte. Si una zona queda sin riego el líquido sanguíneo se concentra en el resto del cuerpo y se producirá un aumento de presión arterial.

Trombos. Son pequeños coágulos de sangre que taponan los vasos. Los trombos pueden dejar sin riego regiones del cuerpo. Una grave complicación de las venas varicosas es la tromboflebitis, inflamación de una vena que se produce cuando se forma un coágulo en un vaso con mala circulación. Puesto que toda la sangre venosa debe atravesar la circulación pulmonar antes de desplazarse por los tejidos corporales de nuevo, una consecuencia común de la tromboflebitis es el desprendimiento de coágulos y la embolia pulmonar, que es una enfermedad potencialmente mortal. El síndrome post-flebítico consiste en edema, dolor y cambios en la piel debido a la destrucción de las válvulas venosas.

Síncope (desmayo). Es la pérdida repentina y temporal de la conciencia seguido de una recuperación espontánea. Puede ocurrir debido a diversas razones (cardiaca, cerebral).

Varices Engrosamiento de las venas por dilatación de la capa muscular. Se desarrollan cuando las válvulas venosas que permiten que la sangre fluya hacia el corazón dejan de funcionar adecuadamente. Como resultado, la sangre se acumula en las venas y provoca las dilataciones. Estas venas dilatadas se elevan y se ven en la superficie de la piel. Suelen ser de color morado o azul oscuro y parecen estar torcidas y abultadas. Las várices se encuentran comúnmente en las partes posteriores de las pantorrillas o en la cara interna de la pierna.

 

ACTIVIDADES DE EVALUACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: