BIOLOGÍA y GEOLOGÍA

MATERIAL DIDÁCTICO ESO BACHILLERATO

05 LA TIERRA, UN PLANETA CON VIDA

La vida en el planeta

Son varios los factores que explican la formación de la vida en nuestro planeta, tal y como nosotros la conocemos:

  • La Tierra es el mayor de los cuatro planetas rocosos. Su tamaño hace que pueda tener la suficiente fuerza de gravedad para retener una capa de gases, la atmósfera, que dispersa la luz solar y absorbe calor. De día evita que nuestro planeta se caliente demasiado y de noche, que se enfríe. Este efecto invernadero impide que la vida en caso de surgir, se congele por la noche o se achicharre por el día.
  • Además su órbita, está a una distancia ideal para la vida, ni demasiado cerca como el sobrecalentado Venus, ni demasiado lejos como el frío Júpiter.
  • Gracias a todo ello el agua que se puede encontrar en cualquiera de los 3 estados, es líquida en el 70% aproximadamente de la superficie terrestre está cubierta de agua líquida.
  •  El movimiento de un núcleo metálico fundido en el interior terrestre, genera un campo magnético que  hace de escudo y desvía el viento solar hacia los polos.
magnetico_0
El viento solar es una corriente de partículas cargadas liberadas desde la atmósfera superior del Sol, llamada corona solar. Este plasma consiste principalmente en electrones, protones y partículas alfa. Si estas partículas no fueran desviadas por el escudo del campo magnético terrestre, terminarían por barrer los gases y dejar a nuestro planeta sin atmósfera.

Formación de la Tierra. Origen y composición

Se formó hace unos 4.600 m.a.  junto con todo el Sistema Solar. El polvo y gas de su órbita empezó a condensarse a partir del polvo cósmico y gas mediante la atracción gravitacional formando fragmentos de roca que acabarían formando la Tierra.

tierra1

La Tierra estaba fundida por el calor de los golpes y por los materiales radiactivos, produciendo la diferenciación entre la atmósfera, corteza, manto y el núcleo. Los gases y los silicatos más ligeros quedaron por la parte superficial para formar la atmósfera, la corteza y el manto, y los elementos más pesados, sobre todo el hierro y el níquel, cayendo hacia el centro de la Tierra para formar el núcleo.  Gracias al núcleo de hierro fundido en movimiento, se ha creado un campo magnético que nos protege del viento solar.

Cuando la Tierra empezó a enfriarse, el agua de la atmósfera pudo condensarse y formar los primeros ríos y mares y océanos.

ACTIVIDADES

A %d blogueros les gusta esto: